Arko Barcelona, sigue apostando por su crecimiento, innovación y mejora de sus servicios de arquitectura, construcción y gestión de proyectos.

Desde inicios de el mes de noviembre Arko ha trasladado sus oficinas centrales a un nuevo espacio más amplio y diáfano en pleno ensanche barcelonés, con la intención de mejorar en lo posible la relación con sus clientes y gestionar de forma eficaz, el crecimiento de su plantilla.

Estos cambios han sido necesarios debido al aumento significativo de su cartera de clientes en el sector retail y el crecimiento en el área de reformas y construcción de viviendas, tanto a nivel local, nacional e internacional.