Acordarse de Santa Bárbara cuando truena

Como muchos sabrán, el 4 de Diciembre es un día especial para todas aquellas personas que trabajan en la construcción y las profesiones relacionadas con ésta.

Cuenta la leyenda, que Dióscoro, padre de Bárbara de Nicomedia, antes de salir de viaje, encerró a su hija en un castillo para evitar que se casara joven y que se dedicara a difundir el cristianismo.

Bajo prohibición, a Bárbara le dio por hacerse aún más cristiana, bautizarse, y de paso modificar de 2 a 3 las ventanas de la torres donde estaba encerrada, inspirándose en la Trinidad.

Dando instrucciones a los albañiles, se convirtió así en la primera mujer directora de obras que la historia recuerde. Cuando su padre descubrió la reforzada vocación de su hija, decidió acabar con ella usando una espada: acto seguido un rayo le alcanzó, matándole.

Desde entonces, se representa a Santa Bárbara con la torre que ella misma hizo modificar, y a veces, con un rayo.

Por éstas razones se le considera la patrona de las obras de construcción y de todas las profesiones relacionadas con el genio civil, además de protectora contra los daños del temporal.

De ello se deriva el modismo acordarse de Santa Bárbara cuando truena que se usa en diversas ocasiones, sobre todo para referirse a las personas que solo piensan en los demás cuando necesitan su ayuda.

Nosotros queremos acordarnos de Santa Barbara aunque no truene, y aprovechamos este lluvioso miércoles 4 de Diciembre, día en que se recuerda el nacimiento de Bárbara, para agradecer a todas las personas relacionadas con nuestra profesión con las que compartimos pasión y sufrimiento para este oficio tan bonito.

Así que queremos agradecer a todos los arquitectos, ingenieros, interioristas y diseñadores con los que colaboramos desde hace años que han confiado y siguen confiando en nosotros y nos adelantamos en los agradecimientos a los demás, con los que esperamos colaborar en un futuro próximo.

Agradecemos también a todos los proveedores e industriales de nuestro sector, con los que compartimos el día a día  en la obra, el sufrimiento por las entregas a realizar a tiempo, los que nos ayudan a encontrar siempre la mejor solución, en el siempre escaso tiempo  a disposición y con recursos a veces ajustados.

Y por supuesto, agradecemos a todos los clientes que hacen posible que desde hace años, sigamos haciendo lo que mejor sabemos hacer: CONSTRUIR.

Les deseamos a todos un buen fin y sobre todo un buen principio de año nuevo, adelantándonos quizás a las fechas habituales de las fiestas, pero nos hacía ilusión, este año, hacerlo así.

2019-12-04T11:19:25+00:0004/12/2019|